• Affi Academia

Líneas Básicas para Triunfar

No existe una manera fácil. No importa cuán talentoso seas, tu talento te va a fallar si no lo desarrollas, si no trabajas duro, si no te dedicas a ser mejor cada día


¿Cuál es nuestro objetivo?

Una vez lo tenemos definido vamos en busca de él, paso a paso

Es la mejor manera y más segura de lograrlos. El objetivo principal de cada uno siempre debe ir orientado a ser el mejor en cada cosa que emprendamos, y la mejor manera de lograrlo es paso a paso.

Muchos nos dirán que tomemos determinados caminos: Porque es muy difícil, porque es casi imposible, porque no estamos preparados o por cualquier otro argumento., Nuestros amigos, familiares, conocidos etc. querrán decidir por nosotros, y es en ese momento que debemos, con mucha convicción, tomar nuestras decisiones, con un previo análisis, con objetividad y la asesoría correcta para continuar. Pero recordemos siempre, Paso a paso, sin prisa pero sin pausa.


Debemos proponernos objetivos a corto plazo para visualizarlos como parte de la construcción de nuestra vida. Debemos luchar hasta alcanzarlos y así, al mirar hacia atrás, nos daremos cuenta que cada uno de esos pasos o éxitos parciales que hemos logrado nos han llevado a la siguiente meta que inevitablemente nos conducirá a la otra.


Valores

Un valor es lo que hace que un hombre busque la perfección y la excelencia en cada área de su vida.


Por eso podemos afirmar que un adolescente con excelentes condiciones futbolísticas, pero que carece de una escala de valores sólida, difícilmente va a triunfar y a mantenerse en la cima ya que los valores que practicamos a diario son los que le dan el equilibrio a nuestras vidas. ¡Es por esto que debemos fomentarlos cada día en la casa, la escuela, las canchas y centros recreativos!


Compromiso

Es importante fomentar en nosotros mismos el espíritu de compromiso.

Debemos tener completa claridad sobre cuáles son nuestros objetivos y metas y sobre las mejores estrategias para poder conseguirlos, de lo contrario nos podemos perder en el camino, distrayéndonos. “Si no sabes a dónde vas puedes tomar cualquier camino y llegar a cualquier lugar”.

Si existe en nosotros un verdadero compromiso y nuestros objetivos están bien definidos, por difícil que parezcan, nos empeñaremos en llegar a nuestra meta y las haremos parecer fáciles.

El compromiso con nuestros objetivos, va a determinar cada uno de nuestros actos, y cada uno de ellos fortalecerá las posibilidades de cumplir las metas u objetivos que nos hemos propuesto.

Si de verdad quiere comprometerse con algo, recuerde: los objetivos describen “qué es lo que busca”, pero las metas cuantifican “cuánto de eso es lo que desea”. Debemos aprender a diferenciar entre ‘compromiso’ y ‘participación’; en un desayuno de huevos con tocino la gallina participó, pero el cerdito se comprometió. “Cuando usted se compromete con algo o con alguien usted debe estar categóricamente decidido a dejar la piel en el sartén”.


Trabajo en Equipo

El talento o las individualidades, ganan juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos.

El Rey Salomón dijo: “Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente” ¡En la unión está la fuerza!

Lastimosamente, nuestra sociedad tiende a convertir los niveles individuales de éxito en cuestión de glamour, sin considerar el funcionamiento colectivo y el trabajo de equipo como parte total o principal. Las individualidades son buenas, pero puestas al servicio del equipo.


A quien no le gustaría tener a un Pele, Maradona, Messi, Cristiano Ronaldo, Ronaldinho, etc. Sin embargo, la evolución del futbol y los niveles competitivos nos indican que es preferible contar con once obreros comprometidos a trabajar en equipo, que tener once individualidades, y lo más seguro, egocentristas.

El fútbol no es un yo, es un nosotros, es un somos, es un todos.

No es fácil armar un verdadero equipo en toda la extensión de la palabra, pero tú puedes dar el primer paso para ser parte de un verdadero equipo.

Esta tarea requiere de un tiempo prudencial. Y ahora se ha tornado más difícil sobre todo porque el dirigente deportivo quiere resultados positivos de inmediato.

De este modo, él, también debe convertirse en uno de los principales propulsores y actores y debe entender que el verdadero trabajo de equipo es vital.


Entonces, como dirigentes deportivos deben poner al servicio del equipo sus experiencias como empresarios en la búsqueda del principio básico de la calidad total: El trabajo en equipo. Promover la gestión de una buena base, buenos cimientos básicos de fundamentación, estructura e infraestructura.


No es fácil hacer que nuestra sociedad entienda que las denominadas súper estrellas tengan que desempeñar papeles de sacrificio en beneficio del equipo.

Es difícil para los aficionados olvidarse de estas figuras. Por lo general, lo que prevalece es la tendencia a ignorar o hasta la de faltar el respeto a las partes que permiten el funcionamiento del todo, sin que se tenga la clara conciencia o la certeza de que el todo es el funcionamiento colectivo, es decir, “Trabajo en Equipo”.


Para ser de los mejores tenemos que tener consciencia de entregar todo. Para ser el mejor ejemplo en todo tenemos que pensar, actuar y trabajar de manera diferente a la mayoría. Cuando hablamos de ser diferente y mejor cada día, no será fácil, pero lo más difícil es la creación de nuestra base con solidez en todos los aspectos, luego haremos parecer todo más fácil.

#affiacademia

6 vistas

© Todos los derechos by AFFI